Pañuelos y Foulares

Se han convertido en uno de los accesorios indispensables en el fondo de armario de cualquier hombre. Un detalle menor pero importante, capaz de cambiar el resultado final de cualquier propuesta estética. Son los pañuelos y foulares para hombres, piezas pequeñas y delicadas que utilizar durante cualquier parte del año y para cualquier evento que se precie.

Más allá de su función frente a la protección del frío y las bajas temperaturas, comprar pañuelos para hombres y foulares para hombres es una apuesta estética que debemos tener en cuenta. Nunca deben faltar en cualquier cajón como una opción cara a completar un look elegante, casual y actual. Existen de muy diferentes modelos, ideales para cada momento del día, para cada situación y para cada combinación posible. Entre ellos destacan los pañuelos traje para hombre, sin duda algunos de los más solicitados.

La historia del pañuelo de bolsillo

Este accesorio nunca pasa de moda y es la seña de identidad de los hombres más elegantes. Su historia es casi tan antigua como la de la propia humanidad. Se han encontrado escritos donde los antiguos griegos más acaudalados ya solían llevar pañuelos perfumados en los bolsillos alrededor del 500 a. C como un signo de distinción frente al resto.

La aristocracia británica y la nobleza francesa popularizaron sobremanera los pañuelos para hombre a principios del siglo XIX. Eran pañuelos de gran valor, fabricados con telas que llegaban de las regiones más exóticas del mundo. Prendas delicadas que sin embargo tenían también un valor más allá del estético ya que les ayudaba a cubrir su nariz del hedor que por aquel entonces se sufría en las calles de las ciudades más concurridas y cuyo sistema público de salubridad no era ni mucho menos como el actual.

Y desde entonces hasta nuestros días, los pañuelos de bolsillo para hombres se han popularizado como signo de distinción, elegancia y exquisitez. Elegido de forma consciente teniendo en cuenta el color del traje al que va a acompañar, estos pañuelos para hombre son utilizados tanto para asistir a eventos y celebraciones sociales, como el complemento perfecto en el traje en reuniones entre amigos o en impolutos trajes para trabajar. Un pequeño gesto que por el contrario ofrece una imagen destacada de elegancia, personalidad y saber estar sin igual.

Cómo colocar un pañuelo de bolsillo en el traje

Existen tres formas a la hora de colocar el pañuelo traje hombre. La más utilizada es la forma plana o de corte clásico. Debemos extender el pañuelo completamente para más tarde doblarlo por la mitad de izquierda a derecha, dejando la parte más larga hacia arriba. Posteriormente, se pliega un tercio del pañuelo traje de izquierda a derecha y se dobla el rectángulo que queda por la mitad. Ideal para looks informales y sin corbata.

La forma casual es otra de las más populares. En esta ocasión, sujetamos el centro del pañuelo para traje con el dedo índice y pulgar y recogemos los extremos, plegándolos hacia arriba con la otra mano. A continuación, se debe coger desde la parte del centro y darle una forma abultada.

Y por último, la forma en punta, considerada la más elegante. Aquí doblaremos el pañuelo traje por la mitad y desde su actual forma de triángulo, dejamos la punta abierta hacia arriba. A continuación, doblamos los extremos hacia adentro y lo colocamos en el bolsillo.