Varias décadas han pasado ya desde que emprendimos nuestro viaje. El pronóstico era claro: crear una marca que comprendiera al hombre actual y se convirtiera en una manera de entender y disfrutar la vida. Y desde entonces no hemos dejado de acumular experiencias que se reflejan en nuestra manera de entender la moda..

Por el camino, colores, materiales, tejidos e imágenes nos han ayudado a definir nuestra esencia y a superar nuestros límites una y otra vez. Y lo mejor es que este viaje no ha hecho más que comenzar… ¿vienes?

La manera de vestir de cada persona es su manera particular de presentarse ante el mundo. Un mundo que valora la autenticidad y los valores de un hombre actual, que vive la vida de manera intensa y que se despierta con fuerza cada día para escribir su propia historia.

Por eso el espíritu de Forecast está inspirado en historias auténticas, llenas de experiencias diversas y estimulantes donde cada estilo encuentra su público, y donde cada público, a su vez, crea su propio estilo.

El hombre Forecast no cree en las predicciones. Las crea.

Sabe exactamente cómo van a suceder las cosas porque él mismo se encarga de provocarlas. Preparado para la vida actual y seguro de sí mismo, se acepta tal y como es con sentido del humor y naturalidad. Disfruta de un Gran Reserva al terminar una reunión de dirección, del mismo modo que comparte una cerveza viendo un partido de Champions con sus amigos. Y relee sus clásicos de la literatura en cubierta de piel mientras ojea las últimas noticias en su tweetline.

Lo suficientemente elegante como para no preocuparse demasiado en ir elegante. Lo suficientemente inconformista para no para de explorar nuevas oportunidades de viajar, conocer y exprimir la vida. A su manera. Con carácter… con estilo.